DEPILACIÓN ELÉCTRICA EN DERMA BILBAO

La depilación eléctrica es la única técnica considerada como depilación definitiva, ya que elimina cualquier tipo de vello con independencia de su color o grosor. Realizada en varias sesiones, el pelo desaparece de forma progresiva.

Se canaliza una finísima aguja del grosor del pelo hasta el fondo del folículo y se aplica una pequeña cantidad de corriente que destruirá las células germinativas, dejando el folículo sin capacidad para regenerarse.

Depilación eléctrica en Bilbao

TERMÓLISIS
"FLASH"

La corriente de Alta Frecuencia que aplicamos, genera calor en la punta de la aguja consiguiendo destruir la parte inferior del folículo sin dañar las capas superficiales de la piel. Al ser utilizada con pulsos muy cortos hace que sea muy rápida y bien tolerada. Técnica recomendada para vello superficial o para efectuar grandes barridos.

MÉTODO
BLEND

Al aplicar una aguja cargada de corriente Galvánica se produce la Electrólisis, destruyendo así el folículo piloso por una reacción química. La corriente Galvánica unida a la corriente de Alta Frecuencia acelera el proceso de la Electrólisis constituyendo una técnica de gran efectividad para todo tipo de pelo. En especial para pelos bulbosos o distorsionados.

Se puede tratar cualquier zona del cuerpo y cualquier tipo de pelo:
  • Facial; labio superior, cejas, patillas, barbilla, cuello, nuca, frente, pómulos, orejas, nariz
  • Corporal; piernas, ingles, axilas, línea alba, areolas mamarias, brazos, manos, pecho, espalda.
  • Cuando el pelo es rubio, pelirrojo, en las canas y en el vello superficial.
  • Si se está tomando de forma continuada medicamentos que puedan dar reacciones de fotosensibilidad.
  • Después de los tratamientos con fotodepilación, puede quedar vello residual, donde será necesaria la depilación eléctrica si se desea conseguir una depilación total.
  • En zonas dependientes de producir pelo por estímulos hormonales, como son barbilla, perfiles de la cara, escote, línea alba, brazos, son tratamientos principalmente de depilación eléctrica, aunque en algunas ocasiones lo más conveniente será combinar los tratamientos empezando por unas sesiones de láser, para luego terminar con depilación eléctrica, siendo fundamental valorar bien el pelo a tratar.
  • Marcapasos cardiaco
  • Embarazo
  • Lesiones cutáneas
  • Nevus
  • Neoplasias activas
  • Fármacos; Retinoicos (mientras se está tomando el medicamento)
Una vez se haya decidido por la comodidad de la depilación eléctrica tendrá que olvidarse por completo de técnicas que arranquen el vello. Utilice, otros métodos que lo corten. El pelo para poder ser tratado necesitará una longitud de entre 3 y 4 mm. Muy importante para que nuestras especialistas puedan trabajar mejor.
  • Desinfectar con alcohol de 70º mañana y noche durante 2 – 3 días.
  • Aplicar crema regeneradora mañana y noche durante una semana.
  • Los 15 días posteriores a la sesión, no exponerse al sol. Protegerse con pantalla total.