labios perfectos sin sequedad ni grietas.

Cuando tus labios se resecan suelen producirse ligeras callosidades y nada será capaz de penetrar la piel para curarla. Mantenlos en excelente estado con un exfoliante que puedes hacer en casa. Combina aceite de coco o vaselina con una cucharada de azúcar, humectante natural, y frótala en tus labios con movimientos circulares. Si tus labios ya tienen pequeños cortes añade unas gotas de miel, ayudarán a que sanen más rápido. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *